Sobre el Amor y el Poder

Volver a davidam.com

Ya Erich Fromm hizo las distinciones sobre los distintos tipos de amor: amistad, amor familiar, amor de pareja, … Hoy quiero contar mi reflexión personal sobre qué ocurre en el amor desde mi propia experiencia.

Empezar a amar es sentirte a gusto con la persona que se tiene cerca, esto puede ser por muchos motivos, quizás por un tema de valores, conocimientos, trabajo técnico común, roce físico, experiencias vividas, etc. Este empezar a amar puede derivar en amistad, o en pasión, muchas veces depende de lo que las personas llaman la chispa del amor (el beso, el sexo, etc.). Desde ese empezar a amar hay veces que se va en un sentido o en otro, si se va durante bastante tiempo en el sentido de acercarse a los valores, a los conocimientos, al roce, etc. y luego nunca llega la chispa pues a muchas personas les provoca frustración y si se va a otra persona con inversiones diferentes pues se puede considerar robo, de la misma manera que te quiten un ordenador, o una mesa, u otro objeto físico.

De esta manera, el amor verdadero se podría considerar el respetar la inversión de la persona que se tiene cerca sin hacer robo o frustración. Esto no siempre es fácil, pero es importante ser respetuoso. Lo que pasa con el amor es que esto no se puede cuantificar, ni es fácil decir que la otra persona esté realmente invertiendo a nivel de manera consciente o inconsciente en la otra persona. Invertir en lo mismo que la otra persona y no amarla es raro.

Hay políticos que antes de hundir a una persona lo que hacen es invertir mucho en sus valores, o trabajo técnico para robarle todos sus lazos afectivos. Otros lo que hacen es despretigiar a la persona a través de sus lazos. Otros les meten miedos para que no se acerquen a la gente que realmente les quiere. Otros te dan mucho amor para sugestionarte a que pierdas cosas materiales como puesto de trabajo, o pertenencias. En general, lo que los políticos quieren es robar amor o dinero para conseguir cargos. Los medios de comunicación también juegan con los sentimientos para conseguir el amor que interesa a la clase dirigente, de este modo, el tema de los sentimientos está siempre muy manipulado al interés de los políticos y la gente que te rodea y la creencia en el amor verdadero es complicada. Hay mucha gente que invierte en valores y trabajo similar al tuyo y puede haber muchos amores razonables y la gente se puede sentir enamorada durante un tiempo y luego cambiar ese sentimiento hacia el odio o incluso hacia la indiferencia.

El truco para enfrentarse a los robos de amor de los políticos y otros/as ladronzuelos/as es exigirle en todo momento cosas materiales, dar pocos datos, no caer en sugestiones/mentiras oficiales o no y tenerlo todo bien firmado, porque todos los políticos son ladrones de amor para ascender en cargos, o conseguir dinero real, a veces, incluso los que se hacen llamar anarcosindicalistas, o cooperativistas, o gente así de la izquierda en general. Pero evidentemente, dónde más se roba es en la política remunerada.

Otra protección frente a los robos de amor es amar a personas que tienen un nivel de poder similar al tuyo, con valores son similares a los tuyos y que cambian sus sentimientos amorosos a una velocidad similar a la tuya.

Esta página está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0.

Autor: David Arroyo Menéndez

Created: 2013-08-18 dom 22:45

Emacs 24.2.1 (Org mode 8.0.7)

Validate