1. Introducción

Este artículo ha sido titulado Aplicaciones Prácticas de Inteligencia Artificial y esta introducción explicará tal título. Por aplicación práctica entendemos utilizar alguna técnica derivada de un área del conocimiento para resolver un problema concreto que afecta a nuestra vida cotidiana. La definición de Inteligencia Artificial de Rich y Knight es suficientemente simple y precisa como para ser útil a nuestros propósitos, [La IA es el estudio de cómo lograr que las computadoras realicen tareas que, por el momento, los humanos hacen mejor].

Turing pensó que si una máquina se comporta en todos los aspectos como inteligente, entonces debe ser inteligente. Por lo que si un número alto de humanos no puede diferenciar a una máquina de una persona en una conversación es porque se comporta de manera inteligente. Esto se llamó el Test de Turing y el primer programa en pasarlo fue Eliza que imitaba el comportamiento de un psicoanalista en un chat de internet. Eliza daba respuestas que eran preguntas acercas de lo que estabas diciendo, con lo cual sin ningún conocimiento real de psicología Eliza pasaba el test de Turing. Las soluciones que se aportan a las tareas que realizan mejor los humanos suponen muchas veces un compromiso entre parecer que se comporta de manera inteligente y realizar los procesos mentales que hacemos los humanos. Para ver una implementación libre de Eliza podéis hacer Esc-x doctor en vuestro emacs.

Demos ahora un repaso para ver cuáles pueden ser esas tareas que, en principio, los humanos realizan mejor que las máquinas:

En este artículo veremos que las técnicas que solucionan ó se aproximan a la solución de tales problemáticas nos ayudan a resolver cuestiones de nuestra vida cotidiana y, que además esto puede hacerse utilizando software libre.